Hay marcas icónicas que nunca pasan de moda y Jack Daniel’s es una de ellas. Presente en el imaginario como el Whiskey preferido del tipo duro de película motera es mucho más que eso cuando profundizas en la calidad e ingredientes de su receta.

Jack Daniel eligió una receta muy estudiada, de 80% de maíz, 12% de cebada y 8% de centeno que todavía perdura hoy en día. Con estas cantidades se conseguía equilibrar el grado de dulzura con notas robustas de pimienta y especias y lo suficiente de malta para conseguir una suavidad cremosa.

Cuando nos pidieron hacer unos panes inspirados en sus principales ingredientes, los cereales, estudiamos su proceso de elaboración y descubrimos algunas curiosidades de esta marca… vimos que teníamos muchos puntos en común.

En su proceso, la destilación comienza mezclando estos granos con  agua y al igual que un panadero que hace pan de masa madre, agregando un poco de levadura de partida de un lote anterior, comienzan la destilación añadiendo un poco de su propia “pasta” inicial.  La pasta se fermenta durante seis días completos antes de ser destilado en cobre.

Una maravilla, aprender mientras trabajas. Pan y Whiskey caminando junto.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *