De estilo suave y esponjoso, el pan japonés ha sabido ganarse un lugar en la gastronomía oriental.

Sabemos que el arroz es la base de toda alimentación japonesa: no contiene gluten, se digiere fácilmente y puede funcionar muy bien como acompañamiento de platos más sabrosos y elaborados.

pan japonés anpan
Anpan relleno de anko

Lo cierto es que fue a partir de la Segunda Guerra Mundial y la influencia portuguesa que el pan tal y como lo conocemos comenzó a tomar cierto protagonismo en la cultura alimentaria de este país. Años más tarde, con la crisis del 2008 que afectó de forma masiva a la economía japonesa, el consumo de pan y bollería se vio incrementado de tal manera que hasta las familias de clase media con hijos en edad escolar empezaron a incorporarlo como alimento básico de su desayuno diario. Ya sea por tratarse de un producto económico y de fácil acceso o por su practicidad a la hora de consumirse, cada vez son más las tiendas especializadas en este producto en las principales ciudades de Japón que han apostado por llevar el pan a la casa a miles de consumidores, en una variedad de formatos y sabores que incluso en las panaderías más destacadas de Europa sería difícil encontrar.

El boom de las panaderías no ha dejado de crecer también en esta otra parte del mundo y hoy en día podemos decir que Japón ha sido capaz de desarrollar una cultura panadera propia y que, al tratarse de un alimento no considerado esencial como lo es en la cultura occidental, su éxito logró ver la luz de la mano de grandes obradores que han sabido combinar sus ingredientes y métodos de elaboración de una forma única y creativa, generando en la gente curiosidad y ganas de experimentar nuevos sabores.

pan japones esponjoso
Melonpan con aroma a melón

Restaurantes japoneses hay muchos por aquí, pero en el mundo panadero el salto transatlántico a nivel de popularidad y consumo que se esperaría encontrar en una ciudad llena de diversidad gastronómica todavía es muy tímido. Pero como nos gusta ir a contracorriente a veces y como buenos panaderos, queremos compartir con vosotros 3 de nuestras favoritas especialidades de pan japonés que pueden encontrar en nuestra tienda y que elaboramos día a día con mucho amor… Porque hoy, más que nunca y en estos tiempos difíciles, Love is in the bread! 😊

 

 

Anpan: una de las más populares formas de bollería japonesa, se trata de un panecillo dulce relleno a base de anko (pasta de alubias rojas), aunque en su versión accidental lo podemos encontrar también con chocolate, crema de avellanas e incluso confitura de frutas.

pan de leche japonés esponjoso y suave
Pan de leche japonés de estilo esponjoso y suave

Melonpan: es un bollo dulce muy esponjoso con aroma a melón que se encuentra cubierto con una capa de azúcar y que luego de llevar al horno, destaca por un sabor que no es excesivamente dulce y su textura es muy agradable.

Pan de leche japonés: es un pan esponjoso que, como su nombre lo dice, utiliza la leche como ingrediente principal y cuyo secreto para lograr aquella textura tierna, blanda y esponjosa consiste en usar el método tangzhong (que como ya sabéis algunos que habéis hecho cursos conmigo consiste en cocer parte de la harina y el líquido de una receta de pan para que sea mucho más tierno) .

Ahora que se acercan las Navidades volveremos también con alguna sorpresita de origen japonés como nuestra edición especial de panettone de té Matcha.

¿Os apetece comeros Japón de un bocado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *